Aprender a Pensar

Registrarse

Bitácora de clase

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE LA MIGRACIÓN PARA LOS PAISES RECEPTORES?

descargaSe denomina migración a todo desplazamiento de la población (humana o animal) que se produce desde un lugar de origen a otro destino y lleva consigo un cambio de la residencia habitual en el caso de las personas o del hábitat en el caso de las especies animales migratorias. De acuerdo con lo anterior existirán dos tipos de migraciones: migraciones humanas y animales. Las migraciones de seres humanos se estudian tanto por la Demografía como por la Geografía de la población.

La historia de la humanidad ha sido la historia de grandes migraciones, por las cuales el ser humano se fue desplazando desde sus lugares. Este proceso de migración constante era la condición natural de vida de las sociedades tribales originarias. La migración desde África hacia Asia y luego el resto del mundo se inició hace unos 70.000 años y bien podemos decir que aún está en marcha.

Al hablar de migración es por ello conveniente recordar los periodos históricos que precedieron al actual. Sólo desde el contexto histórico y considerando las variables económicas y sociales, podremos comprender los motivos por los que emigran, personas procedentes de todos los continentes y que llegan a los países de destino con la expectativa de permanecer por un tiempo o, tal vez, de construir una vida en ellos.

BARTOLOMÉ DIAZ, Carmen 3ºC



escrito el 2 de junio de 2013 por en General


2 Comentarios en ¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE LA MIGRACIÓN PARA LOS PAISES RECEPTORES?

  1. ROYO NICOLÁS, Víctor 3C | 02-06-2013 a las 11:21 | Denunciar Comentario
    1

    Los países que reciben inmigrantes son, sobre todo, desarrollados.
    La llegada de inmigrantes tiene algunos efectos beneficiosos en esos países: supone un aumento de la población joven, en edad de procrear, por lo que se detiene el estancamiento demográfico; el trabajo de los inmigrantes es fundamental para mantener el desarrollo de la economía; aumenta la población que paga impuestos, lo que favorece el mantenimiento del Estado del bienestar; y la sociedad se enriquece con otras culturas.
    Pero la inmigración crea también problemas: la llegada de cientos de miles de personas en pocos años puede saturar los servicios educativos, sanitarios, etc., del país receptor, que no había previsto esta llegada masiva; se hacen necesarias políticas de integración de los inmigrantes en su nuevo país para evitar su concentración en barrios marginales y las reacciones xenófobas, políticas que no siempre son las adecuadas; y se desvaloriza la formación del inmigrante, que es empleado en trabajos temporales y mal pagados.
    Royo Nicolás,Víctor 3C

  2. María ABELLA ÁLVARO | 21-06-2013 a las 23:46 | Denunciar Comentario
    2

    Para los países emisores es un problema ya que cuando la gente emigra no lo suele hacer por placer, esto indica que el país carece de una buena economía, tiene problemas políticos (dictaduras) o las condiciones sociales son malas.
    Cuando gran cantidad de gente emigra de un país, éste empieza a sufrir falta de mano de obra y muchos servicios empiezan a deteriorarse por no tener gente trabajando en ellos.
    Para el país receptor el problema es la delincuencia, el incremento del paro ya existe un mayor número de personas que solicitan ciertos servicios (como la sanidad o la educación) que antes era suficiente para la población nativa y con esta llegada masiva de inmigrantes comienza a necesitar mas de esos servicios.

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar